BUSINESS INTELLIGENCE


Una herramienta indispensable para la toma de decisiones.


En un mercado tan competitivo como el actual, la información ha pasado a ser uno de los principales activos empresariales. Sin embargo, la captura, integración, transformación, análisis y presentación final de todos los datos que se generan en el día a día, suele convertirse en un auténtico problema y, lo que es peor, puede traducirse en una toma de decisiones muy lenta y, a veces, poco acertada. Dicho de otro modo: en las empresas suele existir una sobreabundancia de información, pero un escaso conocimiento de ella.

Sybox propone la incorporación de herramientas de Business Intelligence (BI) para abordar este importante desafío.
BI engloba todos los sistemas con los que se puede obtener no sólo información o conocimiento, sino una auténtica inteligencia capaz de proporcionar una ventaja competitiva. Se trata, por lo tanto, de la habilidad que tienen las compañías para manejar, consolidar y analizar sus datos, de forma que estos se transformen en información valiosa para tomar las mejores decisiones estratégicas.

Incrementar las ventas, mejorar los productos y las relaciones con los clientes, aumentar la calidad de los servicios prestados, reducir costes, tener indicadores del funcionamiento de la empresa y alertas en caso de desvíos, son los principales beneficios que alcanzan las empresas que cuentan con soluciones de BI.

Para desarrollar estas herramientas, los consultores de Sybox analizan las distintas fuentes de datos existentes en la empresa y por otro lado, se diseña junto con el cliente el modelo de la información que se querrá obtener para lograr disponer de toda la información deseada en la toma de decisiones.

Algunas claras ventajas de incorporar herramientas de Business Intelligence a su empresa:

    • Contar con una interfase amigable para acceder a la información proveniente de múltiples fuentes de datos.
    • Simular distintos escenarios para realizar comparativas y determinar la mejor decisión.
    • Dotar de información estratégica a todos los niveles deseados de la compañía sin que ello implique la generación de nuevos reportes.
    • Detectar desvíos de forma anticipada, contando para ello con semáforos, indicadores y alarmas.
    • Analizar el comportamiento de sus proveedores y clientes para optimizar sus servicios.
    • Medir objetivamente el negocio analizando la información de toda su compañía.